martes, 9 de diciembre de 2014

Hasta Siempre Rosita


Hoy fui al gimnasio a la hora de almuerzo. Sudé poco, me duché, roja pero normal, todo bien..
me compré una ensalada y volví al trabajo. Me veo en el ascensor: roja.
Llego, me topo a una compañera, saludo, siento que estoy más roja, dejo mis cosas, voy al baño y me veo morada, como si hubiera estado cinco minutos aguantando la respiración ¬¬


Luego en la tarde nos cambiaron de oficina. Ya no tendré el ventilador al lado, me instalé en un lugar estratégico para poner el ventilador, pero me fijé que no hay enchufe. Veré si encuentro uno para llevar mañana, ese ventilador es lo único que evita que me ponga a sudar cuando llego (si es que ya no estoy sudando como un caballo).

Estaré lejos de C al menos, nos separará ficticiamente medio muro.

Por la mañana cuando llegué me enteré que se murió la perrita de mi jefe, a la que todos conocíamos y adorábamos. Pienso que no me gustaría estar en sus zapatos, en que la vida apesta tanto a veces, en cuando a mí me ha tocado estar en esas, de perder un ser querido, a mi mascota, amigo de la vida..

Pienso en que cuando está todo "bien" uno se tiene que hacer los problemas. Pienso que hay cosas peores, que me ahogo en un vaso de agua siempre...pienso que quiero sentirme bien, superar todo, superarlo a C, quiero que pase pronto el verano y que se aclare mi cabeza y mi corazón.

1 comentario:

  1. Ei eso de estar roja será x el deporte verdad??!! Si, siempre buscamos problemas de donde no los hay..

    ResponderEliminar